Marques de Alella Pansa Rosada 2014

En esta ocasión, no nos hemos tenido que alejar mucho de Barcelona para encontrar un vino sorprendente por su calidad y su peculiaridad.

Nos hemos desplazado hasta la cercana Denominación de Origen Alella. Una denominación situada en plena área del Maresme Barcelonés, constituida por pequeñas parcelas de viñas, normalmente escondidas de la mirada curiosa de los visitantes,  y que desde hace muchos años trata de subsistir en una lucha  desigual contra la especulación urbanística y la expansión del área metropolitana de Barcelona.

Se trata de una de las denominaciones de Origen más pequeñas y también de las más antiguas de la Península Ibérica.

Esta denominación ha gozado históricamente de gran reconocimiento entre los vinos catalanes. Ya eran conocidos, y así lo demuestran las referencias halladas de la época romana, donde los citan Plinio y Marcial como vinos layetanos. Asimismo, en la Edad Media eran conocidos como vinos alellenses y se estimaban mucho en la Sede Barcelonesa. Han llegado hasta nuestros días no sin dificultades, manteniendo el nivel de excelencia de sus vinos, y esperemos que poco a poco también su reconocimiento.

Nos ha sorprendido el vino “Pansa Rosada” de la bodega Marqués de Alella. Se trata de un vino rosado al estilo Provenzal, de los que han creado tendencia últimamente. Son rosados que siempre se habían definido como de color piel de cebolla, con poca intensidad de color. Antiguamente,  incluso esa tendencia de color se asociaba con oxidación del vino y envejecimiento prematuro.

Para conseguir este vino, la bodega Marques de Alella se ha valido de una variedad de uva tan típica de la zona como desconocida y escasa, la Pansa Rosada o Xarel·lo Vermell.

IMG_20150701_120429-01

En la cata nos encontramos con un vino rosado, de color pálido, y tonos anaranjados.

En nariz destacaríamos notas de frutas rojas, más típicas de variedades tintas como pueden ser las fresas y frambuesas. Asimismo no dejan de encontrase notas de flores y frutas blancas como la pera.

En boca nos sorprende su frescura y acidez. Tiene un paso por boca muy suave, algo cremoso, y una muy buena persistencia. El final de boca marca un punto de amargor nada desagradable. Destacaría su elegancia y su facilidad para tomar a cualquier hora.

De cara al verano en el que ya estamos, creo que es una muy buena elección para tomar como aperitivo, con algún pescado ligero, o incluso con algunos arroces.

Una muy buena sorpresa!! Salut!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>